lunes, julio 03, 2017

4:48

Es la hora exacta, la hora elegida para saltar.

—¡Cállate, cállate, cállate! -Le repite una voz demencial-.
—No se hable más. No se abre más. Esta puerta ya no se abre más...

1 comentario:

  1. Hey, qué bonito efecto de contraluz. Felicidades. Procuraré leerle.

    ResponderEliminar

¡Gracias por la visita! Si no tienes un blog y deseas comentar, escoge la opción "Anónimo", me gustaría saber tu opinión.