miércoles, noviembre 10, 2010

Anoche revivieron los muertos

Hay una nueva técnica que hace posible hablar con los muertos... con tus muertos. Mientras estás con los tuyos, los otros observan, se arañan y pelean. Sus figuras desgarradas, carcomidas y enviciadas se mofan de tí y parpadean sus frustraciones; te las echan en cara, como si fueras a salvarlos de la angustia en que ahora viven (?), y tu angustia no la ven...

Estás parado ahí, platicando con tus muertos, pero ellos vienen a ti sólo si los nombras con insistencia.

Con esta técnica pude evitar otra muerte: la mía.

Me nombro, me nombro, me nombro... Mil veces me nombro. Y entonces despierto...


Acá

4 comentarios:

  1. Gracias Cintya.

    Cosas que sueño...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:56 p.m.

    Usted tiene mucha razón!
    Gracias, por dar en la tecla.
    Gracias!

    ResponderEliminar

¡Gracias por la visita! Si no tienes un blog y deseas comentar, escoge la opción "Anónimo", me gustaría saber tu opinión.