martes, julio 19, 2011

Vida suficiente


Dijo mi amiga Carmen que a veces sólo hay que cerrar los ojos para ser feliz…

 
*

Ella cerró los ojos para mirar hacia adentro y volver a aquellos tiempos de los paisajes limpios y los problemas pequeños, cuando lo más importante era terminar la tarea, los encargos de mamá o los quehaceres domésticos y entonces poder salir a correr después de la lluvia o treparse a los árboles, y allá en la rama más alta inventar juegos nuevos (y a fabricarse sueños) como soñar ser mayor y solucionar sus problemas pequeños.


6 comentarios:

  1. Razón tiene tu amiga... Tan solo aveces se logra ser feliz con sólo cerrar los ojos.

    Saludos.
    Cristofer.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:04 p.m.

    Lo difícil no es cerrarlos, sino mantenerlos abiertos. Muy abiertos.

    Beso.-

    RHCastro.-

    ResponderEliminar
  3. Cristofer...

    Lo hago de vez en cuando. Y sí, funciona!

    RH: Cerrarlos por un momento... Sólo eso..

    ResponderEliminar
  4. No sabía que también lo habías traido a tu blog! qué honor estar aquí, linda!!!

    No me voy a repetir... ya tu sabes lo que vale.

    TE QUIERO CON EL ALMA!!!

    Dile a la Letty que no se pierda, que cierre los ojitos también por un ratito!

    ResponderEliminar
  5. Gracias a tí Carmen por hacerme ver lo bueno que es hacer de vez en cuando ese ejercicio.

    Y estoy segura que Lety ya está leyendo esto.

    ResponderEliminar
  6. No me pierdo Carmen.

    Todo mi cariño.

    ResponderEliminar

¡Gracias por la visita! Si no tienes un blog y deseas comentar, escoge la opción "Anónimo", me gustaría saber tu opinión.