miércoles, septiembre 25, 2013

La tumba de la infancia

Ese barbón solitario
Ese cantante gritón
El bufón de la calle
que solía estar encerrado en mi mente
ahora está en el panteón.
Dejó de ser el que ríe más fuerte.

Yo río mejor.
















~

4 comentarios:

  1. Es un buen poema Angie! Soportar la muerte mata toda sonrisa...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda, sepultar etapas nos lleva a más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. siempre los temores de la infancia desaparecen y nos avisan que el futuro ya llegó, saludos Angie

    ResponderEliminar
  4. " La tumba de la infancia "......No importa cuantos años pasen, cuando mire al espejo y busque en mis ojos a ese niño bueno, (que ha sido dueño de ellos desde que nació) quiero encontrarlo! Porque el tiene capacidad de asombro e imaginación, que deja que mis sentidos se deleiten

    ResponderEliminar

¡Gracias por la visita! Si no tienes un blog y deseas comentar, escoge la opción "Anónimo", me gustaría saber tu opinión.